Cómo hablar sobre las vacunas contra el COVID-19 con padres y adolescentes

To print this document, use your internet browser’s print settings to set page margins and remove the header and footer. For the best printing experience, use the Google Chrome, Firefox, or Microsoft Edge browser. 

Sea activo respondiendo preguntas

Muchos padres y adolescentes tendrán preguntas y es importante ofrecerles el espacio para resolverlas. Hay muchas acciones que las organizaciones comunitarias pueden tomar para ayudar a responder estas preguntas:

  • Organice un evento público donde los padres y los adolescentes puedan ir a hacer preguntas. Invite a un pediatra de su localidad o a un funcionario de salud estatal o local.
  • Organice un evento en las redes sociales para fomentar conversaciones sobre las vacunas.

Envíe mensajes masivos de correo electrónico que respondan a las preguntas que escucha con frecuencia en la comunidad.

Escuche las preguntas con empatía

Las vacunas contra el COVID-19 son nuevas y es normal que las personas tengan dudas. El hecho de que circule tanta información y desinformación acerca de las vacunas contra el COVID-19 puede resultar abrumador para cualquiera. Puede ayudar con solo escuchar, sin juzgar, e identificar el origen de sus inquietudes.

Responda a sus emociones para que sepan que han sido escuchados. Por ejemplo, puede decir "al parecer el trabajo y la casa te causan estrés y la preocupación por la vacuna es otro motivo para estresarte. Realmente no es fácil".

Formule preguntas abiertas para analizar sus inquietudes

Las preguntas abiertas están pensadas para obtener algo más que un "sí" o un "no" como respuesta. Formule preguntas abiertas para ayudarle a entender qué es lo que le preocupa a su amigo o familiar, de dónde ha sacado la información que le preocupa y qué ha hecho para obtener respuestas a sus preguntas. Por ejemplo, puede preguntar: "¿cómo te sentiste después de ver esa noticia? ¿Qué hiciste después?".

Intente no juzgar y hágale preguntas que le ayuden a comprender sus inquietudes. Por ejemplo, evite decir cosas como: "¡qué tontería!" o "¿por qué te preocupa eso?".

Pida permiso para compartir información

Una vez que entienda la pregunta o la preocupación de su amigo o familiar, pregúntele si puede brindarle información y dígale de dónde obtiene información confiable. Si está de acuerdo, estará más dispuesto a escucharle en lugar de sentir que le está imponiendo información no deseada. Puede encontrar respuestas a las preguntas más comunes en fuentes creíbles, como CDC.gov/coronavirus-es, el sitio web de su departamento de salud local u otras fuentes confiables como su médico, enfermero o farmacéutico.

A veces, compartir respuestas rápidas y precisas ante las inquietudes comunes que puedan tener sus familiares o amigos puede servir para que alguien pase de la preocupación a la confianza. Si no sabe la respuesta a sus preguntas, considere la posibilidad de ofrecerles ayuda para buscar información.

Ayúdelos a encontrar su propio motivo para vacunarse

Todas las personas que deciden vacunarse lo hacen por algún motivo: para proteger a su familia, para proteger a sus hijos, para estar menos ansiosos, para poder visitar a sus padres o para retomar actividades como ver a sus amigos o volver a la escuela o al trabajo. Después de abordar las inquietudes con empatía y datos reales, puede dirigir la conversación partiendo de la "noción de "por qué no" a los motivos que más les importan y explorar la noción de "por qué sí". Puede optar por compartir sus motivos para vacunarse o analizar los objetivos comunes que puedan tener, como visitar a los demás de manera segura. Los motivos por los que alguien puede elegir vacunarse siempre son aquellos que más le convienen a nivel personal.

Ayúdelos a que se vacunen

Una vez que alguien determine sus motivos para vacunarse, ayúdelos a que se comprometan a vacunarse. Ayúdelos para que el proceso de vacunación sea más corto, más sencillo y lo menos estresante posible. Ofrézcase a ayudar a su familiar o amigo para reservar una cita de vacunación en un sitio cercano y, si fuese necesario, acompáñelo a la cita. También puede ofrecer su ayuda con el transporte o el cuidado de sus hijos, si necesita que los cuiden. Recuerde que cada persona que decide vacunarse nos ayuda a estar cada vez más cerca de poder superar la pandemia del COVID-19. Como mensajero de confianza de sus familiares y amigos, usted puede desempeñar un papel importante para que ellos decidan vacunarse.